Censorship in Cuba – Censura en Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Archives

¿Oportunismo u oportunidad?
VERÓNICA VEGA | La Habana | 24 Sep 2013 – 5:02 pm.

¿Dónde está ese ‘lugar y momento adecuado’ que el régimen siempre
reclama en Cuba a la hora de la crítica?

Si algo conocen bien los managers, los productores artísticos y los
gobiernos, es la veleidad de la atención del público y la fugacidad de
los escándalos.

Más si el acceso a la información y al debate, ya de por sí saboteados
por restricciones a internet, se empobrecen con puntuales deficiencias
en la conexión, como sucedió en Cuba hace unos días con los servicios de
intranet.

Varias personas se quejaron del difícil acceso a las redes de Cubarte e
Infomed. La sala de navegación de la Unión Nacional de Escritores y
Artistas (UNEAC) estuvo oportunamente cerrada por problemas de conexión.

Al mismo tiempo, estallan las últimas burbujas de la efervescencia que
desató el reclamo del músico Robertico Carcassés en el concierto “por
los Cinco”.

Muchos de los que vieron el espectáculo por TV ni se percataron de la
“gravedad” de lo que dijo el músico. Y en lo que se enteraron del
suceso, éste fue rápidamente sofocado.

Pero amén de insatisfacciones profundas que no vale la pena exponer,
queda la de haber tropezado en las reacciones oficialistas (tanto por
parte de la mano que regañó como de la que acariciaba) con la palabra
“oportunista”.

Resulta asombroso que desde un sistema que alienta y reproduce el
instinto oportunista, en todos los niveles y a casi todas las edades, se
recurra de pronto a este adjetivo para dotarlo con su significación más
cruda.

No importa si lo que el joven músico pidió era justo o si fue la
expresión de una larga y colectiva acumulación de inconformidades.

Lo cierto es que acusarlo de “oportunista”, es un oportunismo. Al igual
que decir que no era el lugar o el momento adecuado, argumento que logró
confundir a muchos.

En Cuba no hay lugar oficial para inquietudes civiles como la de
Carcassés. Ni siquiera lo es la Asamblea de rendición de cuenta del
Poder Popular, donde ante un cuestionamiento, el delegado puede
perfectamente perder los estribos y empezar a gritar que se está
haciendo campaña negativa, se está haciendo “contrarrevolución”.

El que Robertico Carcassés haya usado el escenario dedicado a “los
Cinco” para su reclamo, demuestra que “ese” espacio físico y temporal en
Cuba no existe. Como no sea en la intimidad del inconsciente, o en la
seguridad de los susurros.

Que en las escuelas, las universidades, las empresas y hasta las
organizaciones de masa se premia la lealtad política, la insinceridad y
el interés material, son hechos sobradamente visibles.

Pero si alguien matiza un evento del rigor más oficialista con una
verdad de la que miles o millones se hacen eco (aunque sea en silencio)
no se puede hablar de oportunismo sino de coraje.

Con tanto que se exalta la valentía de los héroes y mártires de la
revolución, ¿por qué no se denota la de este joven cubano?

Casualmente la infinita campaña por “los Cinco”, que ha invadido paredes
de escuelas, oficinas, edificios públicos, ha saturado papeles y
pantallas, no escatima oportunidades reales o fabricadas. Lógicas o
irracionales.

A una niña de primer grado, para enseñarla a sumar, le ponían ejemplos
como este: 2 héroes + 3 héroes, ¿cuántos héroes son?

Sin caer en comentar los abismos que implica esta elemental violación de
la inocencia, o los fórceps que se le ponen al pensamiento, la pregunta
es si esto no clasifica de oportunismo.

Se dice que cuando hay un exceso de energía contenida, ésta elige un
punto por donde salir. Ahora fue Robertico Carcassés y se controló a
toda velocidad el chorro, pero tiempo al tiempo: las leyes de la física
son ineludibles.

Source: “¿Oportunismo u oportunidad? | Diario de Cuba” –
http://www.diariodecuba.com/cuba/1380034933_5220.html

Tags: ,

Leave a Reply