Censorship in Cuba – Censura en Cuba
We run various sites in defense of human rights and need support in paying for servers. Thank you.
Archives

TV cubana en Miami, con propaganda del gobierno y burla a balseros

Se vende como entretenimiento, pero esta televisión tiene contenido
propagandístico
DishLATINO y sus socios traen programas que muestran a las represivas
fuerzas del interior como héroes
Los cubanos en la isla pagan “el paquete’ para no ver esta televisión y
Pánfilo se burla de los balseros
FABIOLA SANTIAGO
fsantiago@miamiherald.com

La era del acercamiento con Cuba ha viajado al reino del absurdo.

No logramos exportar la democracia, pero la televisión cubana, conocida
por el propagandismo, hace su debut en Estados Unidos.

“De Cuba a la Yuma”, se enorgullece el folleto de ventas de DishLATINO
que llegó a mi buzón de correo, en el que se vende en lenguaje popular
cubano un nuevo canal de programación de la isla aprobada por el estado
caribeño y encaminada a Estados Unidos.

“CUBAMAX TV ha llegado…”

Nora Gámez Torres Edición por C.M. Guerrero y Héctor Gabino
Le falta a este proyecto producción artística de calidad y la libertad
para crear, algo que era de esperarse de una entidad con una conexión
directa con el gobernante partido comunista.

Sin embargo, el proveedor de satélite de EEUU y sus socios insisten en
que los programas cubanos no son una herramienta aburrida para el
adoctrinamiento velado como entretenimiento. Lo que mis connacionales
estadounidenses y yo experimentaremos, dicen, es “una ventana abierta a
la cultura cubana vía películas, novelas, documentales, música y
programas infantiles”. Si existe alguna duda sobre la autenticidad, la
silueta de un antiguo convertible – firma de una Habana congelada por el
tiempo antes de las nuevas relaciones y un cliché visual de uso excesivo
en estos días– se yuxtapone contra la centelleante línea de los
rascacielos de Miami por la noche.

“Puro entretenimiento, y más na’ ”, promete DishLATINO. Esta es la única
garantía de que no hay dogma en su paquete. Pero no vale mucho. Cuando
revisé las escuetas ofertas, con la excepción de algunas películas que
ya se han visto en Miami, lo que vi fue producciones de instituciones
oficiales como CubaVisión, que se vende a sí misma como “Fidelistas por
siempre”.

La política es muy evidente.

El programa policial Serie Policiaca Uno presenta a las fuerzas del
Ministerio del Interior de Cuba, que reprimen a la población, como
protagonistas heroicos y solucionadores de crímenes. La sinopsis lo
describe así: “Jóvenes profesionales que van tras los criminales,
enfrentan situaciones terribles, así como temas personales que marcan
sus vidas, integrados en un equipo asistido por la inteligencia y la
ciencia, y apoyado por la experiencia del sistema policial del país”.

La famosa comedia, Vivir del cuento, un título de doble sentido que
significa vivir con fantasía y sobrevivir con el ingenio, tiene como
protagonista a Pánfilo, comediante cubano que el presidente Barack Obama
catapultó a la fama al aparecer en un sketch con él para promover su
visita a Cuba en la televisión cubana. Vi algunos episodios en YouTube.
El personaje de 80 años de edad es lo que llamamos en español un bofe, y
su humor está codificado con temas cubanos que parecen críticos, pero
llevan adelante la agenda del gobierno.

El actor que interpreta a Pánfilo, Luis Silva, visitó recientemente
Miami para promover CUBAMAX TV, ¿y adivinen qué hizo? Mientras viajaba
en bote por la Intracostera de la ciudad, hizo un video en el que se
burla de los balseros que arriesgan sus vidas en el mar para huir de Cuba.

Claro que no, no hay política.

Por $34.99 al mes la suscripción, DishLATINO le llevará a su casa 24
horas de dramas de bajo presupuesto y mal actuados, propaganda
pornográfica comunista suave y programación para los niños cubanos.

Ahora usted también puede criar a su hijo para que sea un buen soldado
de la revolución, como Eliancito.

Cincuenta y siete años de un fidelismo dogmático, en los que los cubanos
siguen huyendo de la isla de la forma en que pueden –y en cifras récord
después de la colaboración entre Cuba y Estados Unidos. Y ahora le
vendemos en Miami tele cubana a esos “refugiados”, que en Cuba, para
evitar la televisión nacional, pagan por un “paquete” que circula en el
mercado negro con programas estadounidenses y cubanos hechos en Miami.
Ahora que esos cubanos están aquí, se les busca como… ¡consumidores de
la televisión cubana! Objetivos fértiles para la venta de productos del
estado del que huyeron –algo tan kafkiano.

Y usted, también, un norteamericano recién enamorado de Cuba, es una
audiencia objetiva. Abra esa ventana a un ciclo de 24 horas de la línea
totalitaria del partido, la desinformación y las medias verdades. La
distribución es nacional en caso que busque sentir algunas emociones
izquierdistas del Tercer Mundo.

Viva la Yuma, afortunada tierra donde no hay censura, donde te puedes
suscribir a toda la televisión basura que puedan soportar tus células
cerebrales.

Fabiola Santiago: fsantiago@miamiherald.com, @fabiolasantiago

Source: TV cubana en Miami, con propaganda del gobierno y burla a
balseros | El Nuevo Herald –
www.elnuevoherald.com/opinion-es/opin-col-blogs/fabiola-santiago-es/article90292552.html

Leave a Reply